Propuestas y recomendaciones de la Asociación de Curadores del Perú al Ministerio de Cultura sobre las necesidades del sector de las artes visuales e instituciones culturales en el Perú, en relación al impacto por la pandemia de COVID-19.

El día Lunes 30 de marzo de 2020, tres miembros en representación de la Asociación de Curadores del Perú (Gisela Urday, Támira Bassallo y José-Carlos Mariátegui) sostuvieron una reunión virtual con Carlos La Rosa Vásquez, Director de Artes, y David Flores Hora, Coordinador de Artes Visuales, ambos del Ministerio de Cultura, en relación al impacto del estado de emergencia sanitaria en el país por la pandemia de COVID-19 con énfasis en el sector de las artes visuales y las instituciones culturales en el Perú.

La reunión tuvo como objetivo hacer recomendaciones concretas al Ministerio de Cultura para atender los impactos múltiples de la pandemia en la vida de nuestra comunidad y en general del sector cultural peruano, las cuales presentamos a continuación:

 

1. SEGURO MÉDICO Y FONDO PREVISIONAL

La crisis actual demuestra la necesidad que el Estado promueva la existencia de un fondo previsional para los trabajadores independientes de la cultura, incluyendo un seguro por accidentes de trabajo, seguro de vida y pensiones de jubilación por tiempo de actividad profesional.

Es fundamental ofrecer de manera permanente orientación sobre el SIS y su cobertura incluyendo gastos médicos, así como sobre las opciones previsionales (Sistema Nacional de Pensiones y Sistema Privado de Pensiones) y facilitar su inclusión, tanto en el Sistema de Salud como en el de Pensiones, permitiendo el ingreso de los empadronados y su acceso a los beneficios y reduciendo el tiempo de aporte en los casos que amerite (por edad).

 

2.ESTÍMULOS DIRECTOS y FONDOS CONCURSABLES

La desatención del Estado en las últimas décadas ha generado la situación de riesgo en que se encuentran ahora los creadores peruanos. Los espacios independientes o los agentes privados se han responsabilizado de las principales cargas económicas, pese a que cumplen un fin público.

    1. Se debe promover y activar fondos concursables para el fortalecimiento institucional de organizaciones privadas y sin fines de lucro que permitan asegurar puestos de trabajo.
    2. Financiar (a través de diversos organismos estatales) proyectos curatoriales, de investigación y de producción de contenidos orientados a poner a disposición abierta materiales online de museos y exhibiciones, mediante la creación de plataformas educativas, libros electrónicos, archivos digitales, colecciones, material bibliográfico, investigaciones, informes y otros recursos. Estimular que estos contenidos sean producidos para diversos niveles y públicos con el objetivo de cubrir a un amplio sector de la población peruana. También contemplar materiales que puedan ser difundidos en radio (para acceder a comunidades donde sólo cuentan con este medio de comunicación).
    3. El Ministerio de Cultura debe promover el empleo formal de los trabajadores de las industrias culturales en entidades estatales para crear los contenidos antes listados.
    4. Generar intercambios de artistas, profesionales, especialistas y conocedores que puedan aportar en capacitaciones y estimular la producción cultural, tanto a nivel nacional como internacional.
    5. Estimular la creación de bienes y servicios culturales en las poblaciones indígenas y vulnerables, así como la difusión de los conocimientos ancestrales a partir de todos los medios a su alcance (radio, televisión, digital).
    6. Se recomienda que durante el presente año: se exonere de impuestos al comercio de bienes culturales.

 

3. LEY DEL MECENAZGO

Volver a la propuesta legislativa en relación a las leyes de exoneración fiscal para la inversión privada en cultura, mejorarla consultando con todos los agentes del sector: galerías, museos, artistas, curadores, gestores culturales, espacios artísticos independientes, etcétera. Mientras no se someta a voto, exonerar de impuestos a todos los rubros culturales posibles, durante un tiempo específico, para reducir costos de producción.

 

4. PLATAFORMAS DIGITALES

Ante la suspensión y/o anulación de actividades en espacios públicos e instituciones culturales, se deben evaluar formas que nos permitan mantener el sentido de comunidad y pertenencia, que ha sido profundamente alterado. Es imprescindible por eso promover el desarrollo de una infraestructura digital accesible por todos los peruanos, como un factor urgente para la promoción y difusión del arte y la cultura. Esto implica apelar no solo las redes sociales y las páginas web, sino al desarrollo de tecnologías para educar, gestionar y difundir contenidos, colecciones y datos. Los contenidos deben aproximar al público tanto temas de dimensión local, como nacional e internacional.

    1. Convenios.- Generar convenios que permitan contar con espacios de promoción y difusión de programas y actividades artísticas y culturales en plataformas virtuales, radio y televisión pública y privada.
    2. Así también promover el acceso abierto a colecciones, material bibliográfico, investigaciones, informes y recursos disponibles en el Estado para el desarrollo de investigación y propuestas culturales.
    3. Capacitación.- se debe de capacitar a los creadores incidiendo particularmente en el uso de medios digitales a todo nivel: comunicación, repositorios, sistemas de archivos, redes sociales, experiencia de usuarios (UX/CX), sistemas de emailing y otros para la gestión y generación de públicos y puntos de contacto, publicaciones electrónicas (e-books), plataformas de educación (e-learning), analítica digital, explotación y visualización de datos, uso de herramientas de inteligencia artificial, etcétera.
    4. Impuestos.- durante el presente año: exonerar de impuestos a las transacciones digitales de productos culturales de existencia virtual como a las imágenes y los textos que se comercialicen en formato digital y a la importación en todo rubro que contribuya a aminorar el costo de producción.

 

4. DOCENCIA

Siendo que esta actividad es la principal fuente de ingreso para muchos creadores, atender a través de mesas de trabajo su particular situación dentro de esta coyuntura, tanto en las Escuelas de Arte públicas y privadas como en la Educación Básica. La formación y el consumo de arte y cultura es fundamental a toda edad, especialmente en este momento de confinamiento. Creemos adicionalmente se deben impulsar en este ámbito tanto las clases virtuales como la capacitación docente para tal efecto.

 

5. SISTEMA NACIONAL DE CREADORES Y TRABAJADORES DE LAS INDUSTRIAS CULTURALES DE INFORMACIÓN DE LAS ARTES

Confección de padrón de creadores y trabajadores de las industrias culturales (artistas, gestores culturales, museólogos, curadores, investigadores en temas de arte, docentes de diversas disciplinas y otras actividades afines, así como asociaciones, grupos e instituciones culturales) y que constituya un Sistema Nacional de Creadores y Trabajadores de las Industrias Culturales.

Puede tomarse como modelo el existente Registro Nacional del Artesano o el Registro de Los Investigadores Del Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología e Innovación Tecnológica del CONCYTEC. También repotenciar el «Sistema de Información de las Artes en el Perú – INFOARTES»

El Sistema Nacional de Creadores y Trabajadores de las Industrias Culturales permitiría –mediante becas económicas– el apoyo a proyectos y la formación a jóvenes mediante tutorías. Además, este padrón debería ser compartido con otras instancias públicas y privadas con el fin de que los empadronados puedan beneficiarse de capacitaciones y apoyos para crear e implementar emprendimientos culturales. Este Sistema debe ser parte integrante del tan necesario Sistema de Información Cultural del Ministerio de Cultura.

 

La crisis que vivimos ha evidenciado que es fundamental articular y aplicar en todo momento cualquier recomendación y/o política del sector de manera transversal tanto entre los diferentes ministerios como instancias del gobierno nacional, por ello se sugiere que el Ministerio de Cultura lidere una articulación con los gobiernos locales y regionales para impulsar políticas culturales que tengan como prioridad dar un servicio a la población y permitir que disfruten de servicios culturales, y de esta manera generar empleos en el sector.

Es importante en este aspecto que las medidas adoptadas se comuniquen también de manera oportuna a la población.

 

 

Lima, 8 abril de 2020

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion